dilluns, 30 de setembre de 2013

Cosas que sucedieron en Setiembre en Lío

Lío algunas veces es intenso, frenético, no llegas a terminártelo, pero te engancha, te mantiene a su lado, aunque llegues tarde a todas partes, aunque te caigas muerta de sueño, te mantiene en vilo. Otras muchas es maestro, más bien siempre, aprendes, disfrutas, Lío ha conseguido que no salga de casa sin mi cámara. De momento vamos bien con nuestra relación, ya superé el número de retos de la temporada pasada, y así fue nuestro Setiembre. Nuestras pantallas se llenaron de minimalismo, dijimos mucho con poco, porqué menos es más, la belleza de lo simple, tuvimos testimonios de nuestra realidad más cercana, cada uno a su manera, en su entorno, y nos conocimos un poquito más contando cosas que nos gustan.

Minimalismo

Hogar dulce hogar

Desde mi libertad

Confetti & music

Testimonios de nuestra realidad

Un lugar de pasos lentos
{Antonio me decía que está harto de perros, que es su mujer quién lo quiere tener, que viven solos y cuando él se va a ella le hace compañía. A mi me pareció que no podrían vivir el uno sin el otro, cada día me lo encuentro sacándolo a pasear en la placeta donde un día ya os conté que transcurre algo de mi día a día. Es un lugar de pasos lentos, un barrio donde confluyen gente mayor, que un día llegaron a Catalunya procedentes de distintos lugares de España buscando una vida mejor, y inmigración mayormente del norte de África, azotada por el paro y que pasan sus horas lentas esperando un futuro mejor.}

Tengo una carta para usted
{En este barrio el cartero reparte el correo montado en moto, nunca había visto algo igual, siempre acostumbrada a los carteros de a pié. Aquí debía llevar alguna carta certificada, pero yo siempre lo veo dejar las cartas en los buzones si bajarse de ella.}


Sábados y domingos de fútbol
{Esta es nuestra realidad durante los fines de semana de otoño, invierno y primavera, fútbol, fútbol y más fútbol.}

Cosas que te gustan y cuentan algo de ti

Cocinar
{Mi gusto por la cocina y la fotografia creo que llegaron a mi cogidas de la mano, durante mi adolescencia, y ahora se han convertido en uno de mis motores. Yo les llamo mi kit de supervivencia emocional, y la cocina también económica, saber cocinar me ha sacado de más de un apuro.}

3 comentaris:

  1. Preciosa entrada!!!! me han encantado las fotos, especialmente esta última... hermoso color el de la calabaza, paz, tranquilidad, armonía... un post entrañable con el día a día...
    Como siempre, sos un crack!

    ResponElimina
  2. Un magnífic treball, original, creatiu i colorista.
    Una abraçada

    ResponElimina
  3. Una mica de tot i bo. La del carter i la carbassa son molt bones!

    Una abraçada,Gemma.

    ResponElimina