divendres, 12 de desembre de 2014

un nuevo día

Sueños pegados a las sábanas, olvidados tras un nuevo amanecer. Cereales esperando en la cocina, nos recuerdan que estamos bien. Olor a café recién hecho se cuela por habitaciones ajenas, donde tras los buenos días empieza un nuevo día de forma perezosa. Son las siete de la mañana.

1 comentari:

  1. No hay una sensación de bienestar mejor que el olor de una tazá de café humeante.
    Preciosas fotos que, nos recuerdan, tiempos pasados de cierta austeridad.

    ResponElimina